28 abr. 2016

10 Productos Acabados 5


¡Hola, gente!

¿Vamos por el quinto bloque de acabados? Pues a ello...





1- Contorno de ojos mineral de Mac:




Me dieron esta muestra en el stand y debo decir que me ha gustado mucho. Es fluido, hidrata sin ser pesado, la sensación es agradable y no descartarto adquirirlo en un futuro. Por cierto, el formato del envase de muestra también me ha encantado, jeje.


2- Base de maquillaje clear&matt de Essence:




Estaba deseando acabarla porque hacía tiempo que la tenía (de hecho, ya se retiró). Aparte de que me quedaba oscura (siendo la más clara que había), me resultaba algo pesada, densa, así que no me haría con ella de nuevo aunque aún se pudiera encontrar. La he acabado mezclándola con otras bases, porque por sí sola no me iba bien.


3- Fragancia ligera de Isabella Rossellini:




También la tenía desde hace mucho y la he acabado "a la fuerza" porque le quedaba poco. El aroma era ligero pero no fresco, sino más bien dulzón, y la veía más como fragancia corporal, pero la he gastado para ambientar la ropa de cama. El caso es que no me ha convencido y tampoco repetiría.


4- Desmaquillante bifásico de Sephora:




Este es el formato de viaje y lo usaba para levar en el maletín de trabajo. Es uno de los bifásicos que más me gustan, y aunque no lo he repuesto porque tengo otros por gastar, quizá me haga con él más adelante (sobre todo aprovechando algún descuento de Sephora, ya que estamos, porque hay otros más económicos que cumplen la misma función).


5- Polvo compacto de L´Oréal:




Es el segundo que he gastado, aunque de momento no repito... juraría que los han retirado, pero no estoy segura. En relación calidad-precio estaba muy bien; aparte de matificar, aportaban cierto tono y cobertura, eran sedosos y el envase incluía espejo y esponjita. Por sacarles un "pero", me resultaban algo rosados, pero sin aplicar demasiado producto, el subtono no era un problema.



6- Champú "Brillo diamante" de Deliplus (Mercadona):




Sólo he probado estas dos muestras pero me ha bastado para convencerme de que no lo necesito. Me ha parecido un champú muy corriente y sin el resultado de brillo esperado.


7- Mascarilla "Brillo diamante" de Deliplus:




Pues aunque son de la misma gama, así como el champú no me ha emocionado, la mascarilla sin embargo me ha gustado bastante. Me han resultado muy agradables el aroma, la textura y la efectividad. Quizá me haga con ella cuando me quede sin mascarillas capilares (dentro de un siglo, más o menos...).


8- Peeling de la Pasión de Montagne Jeunesse:




Es la primera mascarilla/peeling de la marca que uso y esta, en concreto, me ha sorprendido gratamente. Se extiende (evitando ojos y labios), se deja un tiempo recomendado en el que la textura se va secando, y se retira como una segunda piel... se adhiere muy bien y el rostro queda bastante limpio. Probablemente repita.


9- Tira limpiadora de poros de Pond´s:




Esta unidad se debió quedar perdida por un cajón porque ni me acordaba de ella. El caso es que no suelo usar este tipo de productos, pero este tampoco me ha gustado porque el efecto adhesivo era demasiado fuerte para mi gusto y no sabías si limpiaba poros o arrancaba nariz directamente...


10- Discos demaquillantes redondos de Deliplus:




Ya he hablado de ellos otras veces. Suelo repetir porque me resultan efectivos, son económicos y los tengo a mano. Los uso sean cosidos o no porque cada tipo lo destino a un fin diferente.



¿Habéis probado alguno de estos productos?
¡Hasta prontito!

22 abr. 2016

Cepillos faciales


¡Hola!

El pasado post lo dediqué a mis exfoliantes faciales (aquí), y hoy le toca el turno a sus complementos, los cepillos.





Sólo tengo estos tres que os muestro y los alterno con los exfoliantes, pero no los utilizo juntos. Es decir, o bien uso los exfoliantes masajeándolos con las manos, o bien uso los cepillos con otros productos sin partículas (como un limpiador facial o una leche desmaquillante), pero nunca juntos, porque me resulta demasiado abrasivo.

Como comenté en la otra entrada, mi piel es muy fina y sensible, exfolio mi rostro un máximo de dos veces por semana y escojo métodos más suaves o más intensos dependiendo de lo que crea que mi piel necesita.

Los tres cepillos constan de cerdas sintéticas y la firmeza es similar.


Por orden de adquisición, el más antiguo es el cepillo manual compacto.




Es muy práctico para llevar de viaje (lo suelo reservar para eso) y, aunque lleva conmigo muchos años, está en bastante buenas condiciones. Me resulta cómodo de usar porque mis manos son pequeñas, así que puedo asirlo sin problema. Es el más blando y flexible y tiene los grupitos de cerdas más espaciados. No recuerdo dónde lo adquirí (me suena que fue en The Body Shop o en Yves Rocher... pero hace lustros) y está más que amortizado.


El siguiente es el conocido cepillo eléctrico Nexa (el antiguo). Os hablo de él aquí.





Para el rostro, sólo uso el cabezal suave porque el otro que trae me resulta demasiado duro. Las cerdas están bastante compactadas. A día de hoy, aún no lo he tenido que cambiar, pero también debo decir que lo uso poco. Sólo rota hacia un lado, pero por el precio que tiene y los accesorios que trae, no se le puede pedir más.


El último en llegar ha sido el cepillo manual con mango de Alissi Brontë.




Fue un obsequio que venía con la loción limpiadora Gold Foam y es un cepillo muy sencillo que resulta muy cómodo de usar por el mango y por el protector que trae, ideal para guardarlo sin que se deformen las cerdas.


Uso y mantenimiento
Cepillo manual: con la piel y el cepillo humedecidos, aplico la loción limpiadora y masajeo por todo el rostro en círculos hasta que reparto bien el producto. Al ser una acción manual y controlar la presión que ejerzo, paso suavemente por la zona de los ojos y los labios y, si lo utilizo en la ducha, insisto en el nacimiento del pelo, el cuello y el escote.

Una vez enjuagado,  seco el exceso con una toalla y lo dejo secar por completo sin aplastar las cerdas y boca abajo.

Cepillo eléctrico: lo uso igual que el manual, pero al rotar, mis movimientos son más lineales y lentos, y en este caso evito el contorno de ojos.

Retiro el cabezal para enjuagarlo, elimino el exceso de agua y lo dejo secar por completo boca abajo.
Es importante que no penetre el agua en el nacimiento de las cerdas (al igual que en la pincelería) para que no se oxide el metal que lo sujeta.



Y hasta aquí el repaso de hoy... ¿Usáis cepillos faciales? ¿Coincidís con alguno?

¡Hasta pronto!




4 abr. 2016

Exfoliantes faciales


¡Hola de nuevo!

Hoy os muetro los productos que tengo actualmente para exfoliar el rostro.

Mi piel es muy fina y sensible, por lo que no realizo exfoliaciones muy seguidas, más bien una o dos veces a la semana y también dependiendo del producto y de la herramienta que utilice, porque cambio el sistema dependiendo de la necesidad de la piel en cada momento.

Generalmente,  la rutina de exfoliación la realizo de noche (me resulta muy agradable la sensación de "piel limpia" antes de dormir), con movimientos circulares y evitando el contorno de los ojos.
De vez en cuando y según qué producto escoja, utilizo como complemento un cepillo facial, eléctrico o manual.






SCRUB VITAMIN C+C DE ALISSI BRONTË

Está indicado para todos los tipos de piel, pero en especial para las sensibles. La fórmula es muy ligera, casi acuosa, y el gránulo está compuesto por algunas partículas más pequeñas algo más duras y otras de tipo encapsulado, que se deshacen con la fricción.
Es un exfoliante suave, al menos el más suave de los que enseño, pero no por ello menos efectivo, y aunque no es económico es muy respetuoso con la piel por sus componentes naturales y orgánicos, como la vitamica C.
Promete refrescar y dejar un asecto luminoso, y es bastante cierto.
Lo tengo desde hace poco y lo veo ideal para épocas de calor por su frescor y ligereza.







BRIGHTEN UP DE VASANTI

Es un exfoliante enzimático, realiza una pequeña dermo-abrasión por sus múltiples y diminutas partículas, a la vez que deja la piel hidratada y calmada. La textura es cremosa y densa, agradable de extender, pero la exfoliación es eficaz.
Tampoco es un producto "low cost" pero es de los mejores exfoliantes que he probado; la piel queda limpia y sedosa, sólo que no lo usaría más de dos veces por semana.







POUDRE EXFOLIANTE MÉTAMORPHOSE DE SEPHORA

Es un exfoliante seco, de polvo muy fino. El formato es muy práctico, de plástico duro transparente, que te permite ver la cantidad de producto, y una especie de tope con agujeritos, a modo de salero, para verterlo.
Es el primer exfoliante en polvo que utilizo y me ha sorprendido gratamente. Eso sí, también es el más abrasivo de los que os muestro.
Se puede usar solo, masajeándolo con las manos o el rostro humedecidos, y en este caso su poder de abrasión es mayor, así que en mi caso sólo lo he usado una vez de esta manera para probarlo, pero para una piel sensible o reactiva, no aconsejo usarlo solo (o muy de vez en cuando).
La otra manera de usarlo es mezclado con un producto fluido o cremoso, como una leche desmaquillante o, como suelo hacer yo, con mi limpiador facial habitual. De esta manera, sigue siendo my eficaz pero algo más suave.
Otros puntos positivos que le veo es que, al ser en polvo, es ideal para llevar de viaje (llenando un botecito de muestra, por ejemplo), y además cunde mucho.
De cara al buen tiempo, lo usaré también para las zonas del cuello y el escote.








EXFOLIANTE FACIAL SUAVE DE DELIPLUS

Lo compré durante un viaje porque necesitaba un exfoliante en ese momento y lo tenía a mano, además de querer probarlo, que a veces encontramos gratas sorpresas en los supermercados. Desde luego, es con diferencia el más económico de los cuatro, pero también el que menos me gusta.
La textura no es desagradable ni tampoco el aroma, pero el gránulo está muy espaciado y es muy duro, y la textura del gel que lo acompaña no ayuda a que "agarre", así que no me convence en absoluto, sobre todo después de haber probado otras opciones mucho mejores.
Por darle uso, lo estoy utilizando como exfoliante corporal para la ducha (de hecho, está a punto de agotarse). Deja la piel suave, pero el efecto exfoliante prácticamente no funciona, al menos en mi caso; no veo que arrastre las células muertas ni que limpie los poros






¿Coincidís con alguno?
¡Hasta pronto! ;)