16 oct. 2012

Bálsamo labial de Yves Rocher



¿Cómo estáis?


He acabado un bálsamo labial de Y. Rocher y quería compartir mi opinión. Esta marca es conocida por utilizar ingredientes ecológicos y naturales en su cosmética (además de tener ofertas todo el año). Este no es el primer bálsamo de estos que gasto, aunque creo que, de momento, será el último.






Nombre y marca:

Baume eclat, al extracto de albaricoque, de Yves Rocher.
Hay otros bálsamos que, en lugar de albaricoque, contienen uva, vainilla, manteca de karité, etc.

Contenido y precio:

Tiene 4 gramos y, aunque en principio cuesta 2´70€, se puede encontrar aproximadamente por la mitad en una de las muchas ofertas que realiza la casa.

Características:

Es un bálsamo para labios en stick, con una caducidad recomendada de 6 meses (muchos de los cosméticos de esta firma tienen esa caducidad reducida, quizá porque algunos componentes son naturales y resisten menos tiempo...). Tiene, como otros bálsamos que he probado, un olor bastante presente, en este caso a albaricoque (aunque a mi me recuerda más al melocotón). Y, como la mayoría de bálsamos de este tipo, es como una cera blanca que sólo pretende hidratar y proteger los labios, sin dejar color alguno.

Opinión:

¿A favor? no es un producto caro, cunde bastante, resulta "goloso" por su olor (aunque a quien no le guste el perfume en los cosméticos le puede resultar molesto), y es cómodo de aplicar y práctico para llevar encima.

¿En contra? habiendo probado otros bálsamos que me gustan más y siendo este el segundo o tercero que gasto (porque los solía comprar en oferta de 2X1), creo que no repetiré con él. La razón principal es que contiene parafina, a pesar de ser un producto de cosmética natural. Después de probar otros bálsamos que no contienen este ingrediente (como el de Apivita), prefiero estos últimos. La parafina deriva principalmente del petróleo y sirve de película protectora a la vez que ejerce como base para aplicar color encima, pero a la larga llega a "taponar" la piel y crear cierto grado de adicción" (necesidad de aplicar el bálsamo cada dos por tres porque te deja sensación de sequedad cuando no lo llevas), con lo cual, en el fondo la hidratación es relativa. Como ya he comentado, después de probar bálsamos que no contienen parafina, noto a mejor la diferencia y, desde luego, los prefiero.


¡Hasta otra!  ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario