7 feb. 2013

Aprovecha al máximo el gloss, el corrector...



¡Hola de nuevo!

Hoy traigo un consejillo que, si aún alguien no lo conoce, creo que le va a resultar útil.

Se trata de aprovechar esos productos que tienen formato tubito con aplicador de pincel o esponjita, que parece que han llegado a su fin cuando el aplicador ya no llega al resto de producto que queda en las paredes o en el fondo.





Pues simplemente quitándoles el tope de seguridad, ¡ya está!.





Ese tope cumple la función de retener el exceso para no sacar más producto del necesario, pero luego se convierte en un freno para aprovechar lo que queda, así que se retira y, bien con el aplicador, o bien con una espatulita, se puede extraer el sobrante (¡y ese sobrante, en ocasiones es la mitad de lo que ya hemos gastado!).

Os dejo con otros ejemplos. Espero que os sirva de ayuda si no conocíais este truquito, porque no está la "cosa" como para tirar nada ;) Yo ya lo he usado varias veces, y es sorprendente lo que da de sí...






¡Hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario