15 nov. 2014

¡Aprovecha hasta la última gota!



¡Muy buenas!

Parece que va asomando el frío por estos lares... ¡ya era hora!.
Hoy traigo un truquito que casi tod@s conoceréis, pero por si alguien no lo sabe aún, le resultará interesante, sobre todo si quiere ahorrar un poco.



Los formatos tipo gloss (tubito y aplicador alargado) pueden resultar algo incómodos cuando el producto se está agotando porque no nos permite llegar a todos los rincones, más aún si el envase es opaco, como en este caso.
Esta prebase que os enseño,  la Primer Potion de Urban Decay, tiene el formato antiguo (se trata de una mini-talla que venía con una paleta). Después de muchas quejas por lo poco práctico del formato, al fin lanzaron la versión de tubo flexible con la que puedes aprovechar mejor el producto, pero las que aún teníamos la antigua, no tenemos más remedio que recurrir al DIY.

Si más preámbulos, ya veis en las imágenes que no hay más que cortar el envase con un cuchillo, extraer el producto con una espátula fina y traspasarlo a otro envase que cierre bien.








Como podéis observar, lo que ya parecía un producto agotado me ha dado para llenar un tarrito entero de muestra, por lo que tengo prebase aún para semanas...

Tengo una entrada antigua relacionada con esta misma que podéis ojear AQUÍ


¡Hasta muy pronto! :)


14 comentarios:

  1. Madre mía si que se queda producto dentro, yo he empezado a abrir todos los botes también.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pasada... da pereza, pero vale la pena, jaja. Besos!

      Eliminar
  2. Yo cuando se me empiecen a acabar las cosas también pienso recurrir a algo así, que veo que siemrpe queda mogollón en el interior de los botes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, y da rabia, porque hay frascos que no se pueden abrir por las buenas, como los de cristal. Besos!

      Eliminar
  3. Siempre intento aprovecharlo al máximo todo, por eso también tengo siempre cajitas vacías que hacen el apaño como nos muestras tú.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te sacan de muchos apuros esos tarritos, jeje. Besitos!

      Eliminar
  4. Somos iguales, yo siempre hago lo mismo, pensamos que un producto está acabado y a veces los tiramos sin pararnos a pensar que aún queda un montón dentro... yo ahora tengo un montón de botecitos de muestra que voy comprando en chinos y hago lo mismo que tu :)

    Un besazo <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo mejor si queremos ahorrar... que no estamos para tirar nada, jaja. Besos!

      Eliminar
  5. Yo también aprovecho hasta la última gota jeje! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre todo cuando un producto te gusta (y más si es caro...). Besos!

      Eliminar
  6. Es exagerado la de producto que queda dentro, yo siempre exprimo todo hasta la última gota :D

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece mentira que lo sepan y no cambien el envase de algunos productos... Besotes!

      Eliminar
  7. Pues sí que quedaba aún un montón dentro! Yo también suelo abrir los productos que me gustan y que parecen terminados, aunque nunca se me había ocurrido meter el resto en otro tarrito, buena idea!
    Por cierto, sorteo en mi blog: Bayberry Chic

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso sí, si lo metes en otro tarrito, gástalo en cuanto puedas, porque uno vez que o has sacado se echa a perder antes. Gracias ;)

      Eliminar