23 ene. 2016

Básicos de mesita


¡Muy buenas!

Hoy traigo una entrada breve, dedicada a unos pocos productos que siempre tengo a mano en mi mesita de noche y a los que recurro normalmente antes de acostarme.




En este caso, se trata de un bálsamo labial, una crema hidratante y una fragancia.
Os muestro los que tengo en uso ahora mismo, los voy cambiando según los voy gastando, pero cualquier producto del estilo que cumpla su función, va igual de bien.

El antifaz es un buen recurso para quienes no pueden dormir con luz... en este caso sólo lo he puesto para decorar la imagen, no suelo usar antifaz... ¡pero este me lo regalaron hace poco y es chulísimo, jeje! De paso, también lo guardo en la mesita por si acaso...




Bálsamo o ungüento para labios y/o durezas




  En este caso, estoy usando la Dermo-suavina (también conocida como Suavina). Es un producto español (de Castellón), una vaselina con mentol y limón que hidrata y repara los labios.
Me resulta muy agradable, cunde mucho y lo aplico siempre antes de dormir (para el día uso bálsamos menos untuosos). Hace siglos que no se me agrietan los labios desde que los hidrato cada noche.


Crema hidratante



Para usarala durante la noche, elijo las más densas, espesas y/o nutritivas si quiero aplicarla en manos o pies. Esta de L´Occitane, a base de leche de almendra, me gusta mucho; no es que sea demasiado espesa, pero al tener el formato de tarrito, me va mejor usarla en casa que llevarla en el boslo.


Fragancia relajante



Me gusta tener a mano alguna fragancia para perfumar las sábanas o aplicarme antes de dormir.
Nunca he comprado una bruma de almohada como producto específico, pero utilizo colonias, aguas perfumadas u otros productos similares que cumplen básicamente la misma función, aunque sus ingredientes no estén concebidos para ello. En ocasiones uso fragancias que no me acaban de gustar para uso personal, pero a modo de ambientador se les saca partido, al menos.
En este caso, estoy usando el agua perfumada "Aguacalma" de Álvarez Gómez Balneario, una minitalla que venía en una cajita mensual y que me encanta, tanto para mi como para rociar sobre la ropa de cama.


¿Y vosotr@s, tenéis básicos de mesita? ;)

20 ene. 2016

10 Productos acabados 3


¡Muy buenas!

Va siendo hora de volver a actualizar el blog... ejem... y de otro bloque de acabados (que llevo acumulando bolsas a lo "Diógenes" bastante tiempo), aunque esta vez no se trata exactamente de 10 productos, pero he unificado algunos porque no valía la pena hablar de ellos por separado, así que allá vamos.








- Agua perfumada corporal de té verde de Deliplus:
 
   contiene 200 ml, lleva pulverizador y está pensada para rociarla sobre el cuerpo, especialmente al salir de la ducha, aunque se puede usar como agua de colonia ligera.
El olor no es demasiado duradero, pero es ideal para verano. Le encuentro un punto algo dulzón (pero poca cosa) y la he acabado, ya en época de frío, para perfumar ligeramente las sábanas, a modo de bruma de almohada (al contener alcohol, se pulveriza ligeramente y deja un aroma sutil pero agradable).
No la volveré a comprar porque tengo otra igual (que la reservaré para la vuelta del calor) y estoy a punto de gastar otra con un olor diferente (ya os comentaré sobre ella en el siguiente post de acabados).


- Desodorante (avena) en spray de Deliplus:

    he repetido con él (y sigo haciéndolo). Me funciona bien, tiene un olor equilibrado, como a limpio (y no compite con otros perfumes que te quieras poner), contiene 200 ml, es económico y respeta mi piel.


- Espuma limpiadora (facial) de Kiko:

    la textura es de espuma ligera, contiene 150 ml y está ideada para limpiar el rostro, especialmente los de pieles delicadas (al menos, es lo que indica).
A mi se me queda algo "corto" de limpieza y además me escuece si me acerco a la zona de los ojos, así que no me he quedado con las ganas de probarlo pero... no repetiré.


- Desmaquillante bifásico de Kiko:

    como casi todos los productos de este estilo, tiene una mitad oleosa para desmaquillar más eficazmente ojos y labios y contiene 125 ml.
No está mal, deja una sensación grasa digamos que aceptable y funciona bien, pero no es mi desmaquillante ideal, por lo que de momento no repito y, aunque no es caro, hay otros similares por precio aún más bajo.


- Loción limpiadora de Grimas:

    es un fluido casi transparente, contiene 100 ml, es respetuoso con la piel y sirve como limpiador suave (antes de maquillar la piel), como tónico y para humedecer el pincel (al menos para usar en mojado las sombras de la misma marca).
De momento, aunque no me disgusta y es multiusos, no repetiré con él porque quiero probar otros. Por otra parte, aunque yo tengo acceso a la firma, no es un producto tan fácil de encontrar como otras marcas (en distribuidores, algunos centros de estética, tiendas de maquillaje profesional y en su propia web).


- 5 Jumbos para ojos de Nyx:

    si visteis la entrada correspondiente hace un tiempo (AQUÍ) veréis que no están gastados, sino "depotados", porque así me resulta más fácil darles uso. En cuanto a si repetiría con ellos... no (os explico las razones en el mismo post que acabo de mencionar).


- 6 esmaltes de uñas variados:

    no me detendré en cada uno de ellos; cada uno es "de un padre y de una madre" pero todos son low cost, la mayoría de bazares multiprecio.
Más que acabados, están descartados porque llevan años en mi poder, así que os podéis imaginar que estaban secos o pastosos, por lo que ya no servían para aplicarlos en las uñas ni con disolvente pero, eso sí, los he aprovechado para manualidades, jaja.


- Jabón en pastilla Cetaphill:

    por si no lo conocéis, es una jabón que se vende en farmacias y está especialmente indicado para pieles sensibles, secas e incluso reactivas.
Sólo os enseño la caja porque el producto lo gasté por completo, pero el aspecto es de la clásica pastilla blanca de jabón. Existe también la versión líquida, pero a mi me regalaron esta y debo decir que me ha encantado. Me parece un limpiador fabuloso para el rostro (y para cualquier zona del cuerpo),  aunque yo lo usaba sólo para la cara  y me ha durado una barbaridad. Después de limpiar el rostro con él, la sensación es de hidratación y comodidad (cero tirantez o sequedad como otros jabones), así que muy recomendado y, por supuesto, repetiría con él, pero de momento gastaré los que tengo en uso.


Y esto ha sido todo por hoy. ¿Coincidís con algún producto?