7 ene. 2013

Cómo recuperar un polvo que no pigmenta



¡Hola!


Esta vez os dejo con un sencillo truco que, quien más y quien menos, conoce. Se trata de recuperar un polvo compacto que ha dejado de pigmentar. Por supuesto, es aplicable a cualquier polvo compacto, sea de la típica polvera como la que os muestro, una sombra o bien un colorete.
En este caso, os hablo de este simple truquito porque me he visto en la necesidad de aplicarlo en un polvo de Maderas que llevo usando un tiempo.

A veces, la superficie de los productos en polvo se endurece, bien por el paso del tiempo, bien por la humedad... En mi caso, creo recordar que usé estos polvos con una brocha que estaba algo húmeda, porque poco después noté que la capa superior se endurecía y adquiría un aspecto brillante (no totalmente mate, como originalmente) y, además, quedaba como a grumos. Podría tratarse de la caducidad... pero en este caso, no era así (hace apenas un año que lo tengo).

Pues bien, simplemente hay que raspar ligeramente esa superficie (con una espatulita, el borde de un cuchillo o algo similar) y en seguida aparece la textura original que hay justo debajo, sin más. Podéis comprobarlo en las imágenes.





aún pasando el dedo varias veces, la sensación es cerosa y la pigmentación nula



¡como nuevo!





¡Hasta la próxima!

2 comentarios:

  1. un truco sencillo pero interesante a la par de necesario. De momento no he tenido ese problema con ninguno de mis productos en polvo pero me guardo el truco por si acaso. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te pueda resultar útil. Gracias por pasarte! ;)

      Eliminar